EDITORIAL

Luis Guillermo Solís llama a la guerra

La postura de Casa Presidencial es clara, combatir la ilegalidad de servicio UBER. Sin embargo, esa postura del señor Presidente, Luis Guillermo Solís, generó una guerrilla en las calles costarricenses. Por primera vez -al menos que recuerde- comienza a surgir la anarquía, la misma que él quería detener con su orden.

El Presidente de la República debe ser defensor del marco jurídico y de la constitucionalidad, empero, su postura draconiana fue el incentivo para la generación de actos ilícitos, por parte de los nuevos inquisidores llamados taxistas.

Desde su anuncio, las calles nacionales se convirtieron en terreno para la cacería de brujas, al buen estilo de la inquisición durante el oscurantismo europeo.

Tenemos un gremio de taxistas, que en una actitud de policías, toman la ley en su manos. Violentan el derecho a la defensa positiva, violentan el derecho constitucional a la no intimidación y realizan actos que dañan la propiedad privada.

Luis Guillermo Solís, provocó el matonismo, el gremio de los taxitas roj0s – que cometen actos ilegales cobrando sumas exageradas a turistas- rodean a una sola persona, la intimidan, la ofenden y al final destruyen el vehículo. Señor Presidente, ¿eso no es ilegal? y si lo es ¿por qué lo permite?

La población utiliza el servicio UBER por muchas razones: precios razonables, vehículos en buen estado, excelente trato y utiliza la tecnología como forma de transparencia.

El generar polémica por medio de una publicación en facebook, como respuesta a un criterio de una famosa modelos nacional, solo deja ver que el Señor Presidente defiende solo un lado de la balanza.

No se trata si es UBER u otra empresa moderna la que venda un servicio de transporte privado. Empero, que espera Casa Presidencial para exigir a las empresas autobuseras y a las cooperativas de taxis a sumarse a la actualidad.

¿Por qué Luis Guillermo Solís permite el daño a la propiedad privada, a los cobros abusivos a turistas y la manipulación de taxímetro?

Su argumento, la defensa del Estado de Derecho,  es de doble discurso, pierde fuerza ante la ciudadanía, que mira con suma preocupación e indignación el comportamiento inquisidor de gremio taxista.

La Presidencia de la República debe rectificar la postura y detener los ataques a personas que están “trabajando” ante la poca oportunidad de trabajo, que usted señor Presidente, prometió mejorar.

El pleito en las redes sociales con Leonora Jiménez no arregla la torta provocada por su despacho. No puede ser que el partido de la acción ciudadana defienda la cacería de personas y la destrucción de vehículos.

 

 

 

EDITORIAL

 

Oscar Arias y la oda del Nobel

Costa Rica está pasando por una serie de situaciones que provoca un aumento en la desconfianza hacia la clase política.

Personajes del sector bancario en un ambiente de duros cuestionamientos, el hampa generando inseguridad ciudadana en todo el país. Un gobierno en quiebra buscando dineros hasta debajo de las piedras y en el Congreso los diputados se tiran culpas de un lado a otro.

Por otro lado, Casa Presidencial ordena operativos agresivos contra trabajadores de UBER. Zapote se olvida del caos vial y gira directrices a los agentes de tránsito y así tratando de quedar bien con los taxistas rojos; que dicho sea de paso, muchos poseen carros en la actividad de pirateo.

El Ministerio de Hacienda tiene la grandiosa idea de cobrar un impuesto a usuarios de aplicaciones como Netflix para lograr cubrir su inoperante trabajo en la recaudación de los actuales impuestos.

Casa Presidencial solo demuestra que está desesperado ante su propia ineficacia en la debida administración de recursos públicos.

Mientras en Costa Rica pasa por esto y más, el expresidente, Oscar Arias, realiza una vez más una actividad, que es una oda a lo que ocurrió hace 30 años atrás.

No se le resta importancia al logro de Oscar Arias, tampoco se le puede quitar el mérito al esfuerzo (conjunto) para que en la región se lograra llegar a un pacto de paz. Pero vamos, eso fue hace treinta años.

Hoy existen otras urgentes necesidades que requieren una pronta solución y que en definitiva hagan que Costa Rica vuelva a la senda del desarrollo.

No se puede hablar de un proceso de paz de hace treinta años, cuando en las calles costarricenses reina el hampa y el narcotráfico al menudeo.

No se puede hablar de paz cuando quienes deben defender el bien común, engruesan sus cuentas bancarias con millonarias pensiones.

Cómo podemos hablar de paz, cuando el desempleo solo bajó 0,9% y la Inversión Extranjera Directa ve con suma desconfianza un gobierno perdido y desesperado.

Ya don Oscar, deje quieto ese premio suyo quieto, vuelva a ser un líder al frente de las batallas actuales y no siga suspirando al recordar viejo tiempos.

Existe una urgente necesidad de líderes, capaces de realizar cambios reales y lejos de los intereses de los amigos de campañas, banqueros o empresarios de gruesa billetera.

La clase media de este país poco a poco está desapareciendo, gracias a políticas desleales y cubierta de intereses de pequeños grupos.

Costa Rica se destacó por resolver sus problemas de forma creativa y siempre incluyendo a la clase trabajadora.

No somos el país más feliz del mundo, designación que es una bomba de humo y así tapar la corrupción, la violación de derechos humanos de algunas minorías y una clase política que poco a poco gana desconfianza.

Mientras el expresidente realiza un discurso poético sobre el Premio Nobel de la Paz, Liberación Nacional vuelve a perder oxígeno, gracias a malas imágenes que hace pocos años salieron huyendo del partido verdiblanco.

Los mismos que dejaron al liberacionismo en un increíble estado de deterioro emocional, hoy llegan a “pulsear” una diputación o un campito en algún ministerio.

Dónde están los líderes con ideas claras, proyectos realizables y deseos de una mejor Costa Rica. Si al mirar la historia reciente solo vemos escándalos tras escándalos.

No podemos hablar de un Nobel de la Paz, cuando nuestros niños y niñas en las escuelas son víctimas del narcotráfico.

Se nos prometió oportunidades con el Cafta y donde está la llegada masiva de inversión extranjera directa. Dónde están los empleos prometidos, las carreteras de primer mundo y el rescate del sistema solidario de salud.

Hay retos nacionales tan grandes que valen igualmente el esfuerzo y del tamaño de un Premio Nobel de la Paz.

 

Paradoja: el empleo en cuatro años de Gobierno

Cristian Leandro Periodista

En cuanto al empleo se podría visualizar dos panoramas en un mismo horizonte, ¿el sector productivo no está logrando cubrir las necesidades de la clase trabajadora? o ¿existe una reducción en el arribo de nuevas inversiones?

El tema es complejo por la coyuntura fiscal que sufre el país y la postura de cautela en el sector empresarial.

El desempleo no se ha resuelto y a la pronta conclusión de la administración de Luis Guillermo Solís deja más preguntas que respuestas.

La generación de nuevas plazas no está alcanzando para la gran demanda y pese a la urgencia para generar más puestos de trabajo, el 2017 cierra con un mercado laboral seco.

Al revisar los estudios “Expectativas de Empleo” del 2014 al segundo trimestre de 2017, realizado por la firma Mapower, evidencia un mercado laboral inconstante.

El actual Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, llega a Casa Presidencial con una Tendencia Neta de Empleo (TNE) superior al 12% y seis meses después de su primer año de gobierno esa tendencia llegó a un 19%.

Sin embargo, en la segunda mitad de ese primer año se da el peor descalabro en la TNE de la presente administración (5%).

Esos -14 puntos porcentuales se debió: a la incertidumbre sobre cuáles serían las nuevas políticas fiscales y los escándalos que golpearon a las principales figuras de Casa Presidencial.

Para 2015, el comportamiento del mercado laboral comenzó un repunte, cerrando ese año con una expectativa de 16% en la TNE.

Al cierre de 2016 vuelve a sufrir su segundo descalabro el mercado laboral de -7 puntos porcentuales.

Los motivos del comportamiento oscilatorio en el TNE (entre otros) provienen de la duda que posee el parque empresarial sobre el papel real de la administración Solís para mejorar los indicadores económicos.

En el último Barómetro Empresarial de Deloitte indica que el 64% de los empresarios entrevistados desaprobaron la labor de Luis Guillermo Solís, mientras que el 28% no la aprueba ni la desaprueba y el 7% aprueba la gestión del actual mandatario.

Para el 2017 los empresarios le indicaron al Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica que en materia de empleo continuaría por la senda de pocos movimientos.

Para el segundo trimestre de este año el estudio de la UCR detalló un balance positivo en los sectores de construcción y el comercio.

El sector de la manufactura, agropecuario y servicios mostraron un deterioro en el balance neto de empleo.

En datos comparativos, entre 2016 y 2017, y como ha sido la constante en los cuatro años se proyecta que para el cuarto trimestre de 2017 se de una nueva caída en el mercado laboral.

Se tomamos en cuenta que el crecimiento de la Producción Nacional (PIB) acumulado en 2016 fue de un 4,3%, la UCR estima que llegue al 3,5% y 4%.

Ese pronóstico lo hizo Rudolf Lücke, economista de la UCR, e indica que “aún es un crecimiento insuficiente para lograr disminuciones significativas en la tasa de desempleo, que es superior al 9%”.

El Gobierno de Luis Guillermo Solís le queda pocos meses y aún el tema de empleo parece ser una de las piedras en el zapato del actual mandatario.

En la actualidad la oferta de trabajo no cubre la demanda y los indicadores económicos no son los ideales para que se pueda generar un crecimiento en la TNE.

Uber el nuevo “coco” de los taxistas: Rojos amenazan con guerra

 

Un día necesitaba el servicio de transporte para ir a una reunión por Casa Presidencial. Así busque el servicio de taxi que estaban aparcados al frente de la iglesia de San Pedro. Uno a uno pregunte ¿quién me podría llevar? todos se negaron.

La razón por la cual no querían llevarme es porque se trataba de una carrera “mala” por ser corta. Le digo a uno de estos servidores públicos que no existe una razón justificada para no darme el servicio y que esa actitud era ilegal.

Para que decir lo que me respondió.

Pero claro, hoy quieren darse como los pobrecitos con la llegada de la competencia, una que los puso a temblar y que sin duda les esta quitando clientes.

Como si se tratara de una historieta. Surge un nuevo enemigo para el gremio de taxistas. Un enemigo feroz, más poderoso e incapaz de detenerse.

Este nuevo enemigo es una aplicación, que tiene acceso cualquier persona en el mundo. Es tan poderoso el enemigo de los taxistas que da servicio de calidad y la vivencia de estar siendo atendido en un transporte “privado” adecuado y limpio.

Claro, los taxistas no desean limpiar sus unidades o que estas no huelan a sudor o humo de cigarrillo. Su lucha es porque se redujo supuestamente sus ingresos en un 50%.

Ese mismo discurso de reducción lo vengo escuchando cuando surgieron los piratas y el servicio de porteo. El mismo discurso que los tira a la calle porque no desean pagar más el marchamo, RTV o los tan caras seguros. Pues, si es tan mal negocio: ¿Por qué no dejan el negocio e inician otro que sea rentable?

Cuando un negocio comienza a perder clientes existe una herramienta que puede ayudar a mejorar la situación: diversificación del producto.

Pero no, los taxistas prefieren tirarse a la calle un día e interrumpir el libre transito de los costarricenses que sí desean cumplir con su trabajo.

Uber llega a molestar el tranquilo y dominado mercado de transporte público y los taxistas solo tienen pretextos tercermundistas para simplemente amenazar, como si Costa Rica fuera un país extremista.

Y si un taxista se atreve a trabajar, comete el enorme pecado de trabajar, sus supuestos compañeros le lanzan huevos de gallina a la unidad, sin importar que dentro este un cliente.

Ahora este gremio se atreve amenazar que en Costa Rica habrá una guerra, tremenda solución y postura de este gremio.

La Costa Rica visionaria en manos de miopía política

Por Cristian Leandro

Solo hay que darse una vuelta por el supermercado para darte cuenta de una cosa: cada día es más difícil rellenar el refrigerador.

Nuestra historia se caracteriza por tener dentro de sus páginas nombres anotados de hombre y mujeres que contribuyeron a lograr tener una clase media próspera, trabajadora y estudiada.

Hoy la brecha se reduce, la pobreza aumenta, golpeando con múltiples necesidades a la ya concurridos pasillos de las instituciones sociales.

Los ticos dejamos de pagar impuestos ante una clara desilusión por las malas administraciones, que solo provocaron la desaparición de la adecuada repartición de la riqueza.

Las empresas tienen sus planillas estancadas en tamaño, empero, aumentaron su producción ante la enorme demanda de un mundo globalizado.

Nos olvidamos que la clase obrera fue uno de los pilares del desarrollo del país y el Estado, de forma estratégica, daba vivienda a precios cómodos para que esas personas y sus familias devolvieran con trabajo e impuestos.

Las personas que me conocen saben que mi pensamiento es de centro derecha, como también saben que creo en un Estado motor del desarrollo económico.

También saben mi postura sobre el papel equivoco de algunos lideres sindicalista ante la crisis fiscal que atraviesa el país, silenciada por los atemorizados políticos populistas que hoy dirigen nuestra nación.

Cuando en el hogar se da una crisis económica, la sabiduría financiera de nuestros pioneros y visionarios, nos enseña que es el momento de bajar gastos y aumentar el ahorro. Educación lógica que es rechazada por algunos sindicalistas.

Tenemos carreteras congestionadas de vehículos, motocicletas y autobuses. Aún así continua el negocios importador de vehículos usados de forma descontrolada, rutas de autobuses retrogradas y con unidades en mal estado y llenas de cucarachas.

Podemos seguir importante vehículos que características ambientales adecuadas y poco a poco sacar de las calles aquellas maquinas que parecen alimentarse con leña.

Podemos dejar nuestro carro y utilizar el transporte público, con unidades cómodas y limpias. Buses cuyas rutas no afectan a la colectividad y me obligue a madrugar para así luego caminar a mi lugar de trabajo.

Nadie quiere dejar la comodidad del “así es y así funciona”, un conformismo que se observa incluso en Casa Presidencial.

Pensar en grande es parte de mi personalidad para salir adelante con mi hijo al lado. También debemos pensar en grande como nación.

Panamá piensa en grande y nos saca ventaja en casi todo. Incluso los ojos de inversores dejaron de ver a Costar Rica como la Suiza Centroamericana y ahora se fijan en el país canalero.

Ocupamos más Pepes, Calderones Guardia, Carmenes Lyras o Franklin Chang. Yo puedo ser, lo quiero hacer y trabajo para ello.

Costa Rica es bendita y es hora que surjan los Steve Jobs, Lennon, las Hillary Clinton, Georges Lucas. Sobre todo que surjan los Sylvia y Claudia Poll, Nerys Brenes, José Marías Castro Madriz, Braulios Carrillos, Anas Istarus, Jorges Debravos, Esteban Ramírez, entro otro ilustres costarricenses.

 

 

 

Catalina Mendieta es bizarra

d4

tomada de Internet

“Es una opinión respaldada en nuestra Constitución Política. Si deseas debatirla, demuéstralo con un comentario coherente y no de gradería de sol”, Cristian Leandro

Nuevamente surge el debate entre la libertad de expresión e información y las reacciones que se genera en las redes sociales.

El comentario – equívoco o no – de Catalina Mendieta solo deja en evidencia dos cosas: una caída en la calidad de nuestros programas de televisión y el doble discurso de una sociedad confundida por la ausencia de propuestas periodísticas directas y coherentes.

Partamos de lo primero. ¿Dónde quedaron las entrevistas de profundidad donde tenemos dos expertos hablando sobre un tema importante para la sociedad?.

Pero, también ¿Dónde está la libertad de expresar la opinión? Contraria o no. Todas y todos poseemos esa oportunidad de emitir un criterio con base a nuestra experiencia personal y profesional.

¿Dónde está la retroalimentación popular coherente, sensata y respetuosa?. Quedó claro que en Facebook no.

Mendieta es bizarra, al decir lo que dijo. Es su opinión – valida o no – las respuesta por parte de una pequeña parte de la sociedad fue más que errónea, típica de la gradería de sol durante un súper clásico.

Mendieta dijo lo que dijo – erróneo o no – fue respetuosa en el sentido que no emitió un insulto como el que sí recibió desde la gran ágora del desaprender llamada Facebook.

Mendieta es bizarra, al emitir un criterio desde su óptica religiosa y experiencia de vida. Que según dice, la hace feliz.

¿Cuál sector se molestó ante semejante comentario? ¿El mismo que la califica de bruta, ignorante, idiota entre otros calificativos?

¿Qué pasaría si ella emite un comentario aún más peligroso según la crítica?, ¿Dónde estaba la experta o experto sobre un tema tan sensible? y ¿es Mendieta la única culpable?

Ahora, se escucha en todo el país rasgaduras de vestidos.

Se prefiere ver Combate, programas de recetas, novelas de narcos guapos, malos juegos de la primera división y qué tiene que decir la Tocola. ¿Qué es primero: el huevo o la gallina?

Una triste realidad. La teleaudiencia hoy prefiere esas cosas que escuchar un experto o experta que de luces sobre lo que le ocurre a la sociedad costarricense.

La televisión nacional no sufre la exigencia por parte de una población sedienta de conocimiento. La televisión nacional es presionada para que en sus espacios se extienda las corridas de toros y que modelos – no periodistas – sean conductoras.

Todos pueden decir todo. Hoy se logra el éxito si se evidencia analfabetismo y hacer reír a la adormecida teleaudiencia por personajes que dicen con gran gracia y en vivo “que Nixon es presidente de Inglaterra”.

Ante esto, ¿dónde están las voces que hoy le grita a Mendieta que “muera” en el coliseo de Romano?

El Colegio Profesional en Psicología de Costa Rica, lo hizo directo, claro y su comunicado refleja una preocupación sobre la calidad de las informaciones que publican en los medios nacionales. Dicho sea de paso, se une a la misma preocupación del Colegio de Periodistas.

Para cooperar un poco dejo el significado de bizarra según la Real Academia Española:

1. adj. valiente (‖ arriesgado).

2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

 

“La Tocola” y Telenoticias

12828987_1114570981928946_8966667786785225810_o

Por Cristian Leandro

Tratar de generar más likes en las redes sociales provoca que los principales medios de televisión se olviden algo fundamental en cuanto al periodismo: Perder credibilidad es lo peor que le puede ocurrir a un medio de comunicación.

Entrevistar un personaje que aprueba el consumo de una droga – cualquier que esta sea – es valido siempre y cuando dicha entrevista esté debidamente tratada con la más rigurosa regla ética del periodismo.

Las personas entrevistadas tienen mucho que decir, empero, es necesario dar una dirección correcta, coherente y periodística  sobre lo se desea trasmitir a los lectores o televidentes. Se debe considera osado y hasta peligro realizar una entrevista al aire, con un tono chota, poca profundidad y una exagerada exaltación de un personaje que alega que es “cool consumir drogas”.

El periodismo es más que eso, es más que generar “likes”. El periodismo posee una responsabilidad de llevar informaciones coherentes sobre un tema tan complejo como el consumo de drogas.

Costa Rica posee un catalogo de problemas así como hechos positivos que podrían nutrir los medios televisivos con informaciones que la opinión pública necesita saber.

En el caso de la joven entrevistada sobre el consumo de mariguana no posee la culpa de estar en medio de una necesidad mediática de ganar más seguidores en Facebook.

La hoy forzada a la fama “La tocala”, se suma a la píldora mediática que adormece a un público que cada vez más está sumergido en  telenovelas, fútbol, sucesos y chismes de modelos.

No digo que esto sea un pecado mortal, los medios dan lo que la gente pide que les den. Sin embargo, los medios – principalmente los noticieros más importantes del país – tienen una obligación de proporcionar a la población información que deben conocer.

Hoy los memes en las redes sociales hacen lo suyo, Telenoticias logró su cometido, generó likes. De ahí surge la pregunta ¿Valió la pena realizar una entrevista como la que se hizo?.

Ante lo generado al rededor de la famosa entrevista a “La Tocola”, el propio Colegio Profesional de Periodistas de Costa Rica publicó su preocupación en cuanto a la “calidad” de las informaciones que publican Noticias Repretel y Telenoticias.

En dicho comunicado el Colegio Profesional señala que se debe de detener “las dietas” informativas y califica las informaciones como un menú “light” como el que da un profesional de nutrición a su paciente.

“Bajamos el peso intelectual, mientras los medios engordan sus páginas en Facebook de “Me Gusta”, Si queremos darnos “un gustito” tenemos pocas opciones y siguen disminuyendo”, dijo el Colegio en su comunicado.

Por otro lado, critica fuertemente los noticieros al señalar que “la recomendación de la casa son videos de YouTube, entrevistas a personajes ficticios en redes sociales y titulares escandalosos para ofreces noticias de escasa o nula relevancia“.

Gustavo Delgado, Fiscal del Colegio y quien firma el comunicado, señala además que existe una necesidad urgente de cambio y un nuevo plan de alimentación que ayude a “formar las masas”.

Delgado calificó las informaciones publicadas como “bocadillos” que llenan la cabeza de “aire”  y que ocasiona un vacío que genera una sensación de ausencia de calidad noticiosa.

El músico y escritor Jackes Sagot en sus muchas intervenciones ha realizado una serie de análisis sobre la calidad de las informaciones que se dan a conocer general un deterioro intelectual y cultural.

Hoy tenemos en la palestra un nuevo análisis sobre la verdadera importancia sobre un periodismo capaz de generar cambios positivos en la sociedad costarricense versus publicaciones por ganar likes y memes.

 

 

 

Las 11 mujeres más influyentes de Costa Rica

Por Cristian Leandro

Dentro de la historia de Costa Rica existen muchas mujeres que marcaron el país con sus luchas y dedicación en distintas áreas. Muchas de esas mujeres son recordadas dentro los anales costarricenses.

En el Día Internacional de la Mujer recordamos la lucha de toda la población femenina que con su trabajo y dedicación logran que la sociedad costarricense camine.

Sin menospreciar la lucha de las miles de mujeres costarricenses, acá damos a conocer las once mujeres más influyente en nuestros días:

Lista de las mujeres más influyentes

Zarela_villanueva

Zarela Villanueva, Magistrada Presidenta de la Corte Suprema de Justicia

christiana figueres

Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco

de las Naciones Unidas

oF0JG9ua

Amelia Rueda, Periodista

TrayectoriaDeAnaHelenaChacOn6.04LuisGuillermoSolisPACPresidencialCostaRica2014.mp4

Ana Helena Chacón, Vice Presidenta de la República

periodista-Montserrat-Solano-Defensora-Habitantes_LNCIMA20140909_0244_27

Monserrat Solano, Defensora de los Habitantes

Laura-Chinchilla-Presidenta-de-Costa-Rica

Laura Chinchilla, Ex Presidenta de la República

ana-teresa-leon

Ana Teresa León, Presidenta Ejecutiva del PANI

alejandramora

Alejandra Mora, Presidenta Ejecutiva de INAMU

costa_rica_-_ana_istaru_1

Ana Istarú, Actriz y escritora

48274_iary

Iary Gómez, Gerente de Grupo Extra

Amelia Valverde

Amelia Valverde, Entrenadora de Fútbol Femenino 

Empleo: los grandes pendientes

  • Mercado laboral es una montaña rusa  de inestabilidad

Por Cristian Leandro

Los grandes pendientes en los últimos años gira al rededor de crear la sensación de bienestar en el sector productivo y así aumentar las expectativas de empleo.

No se puede hablar de crisis en el mercado laboral, empero, tampoco se puede hablar que Costa Rica transita por un momento de bonanza en cuanto a la generación de nuevos puestos de trabajo.

Si vemos los estudios de los últimos años realizados por la empresa privada Manpower se evidencia que entre el 60% y 75% de las empresas señalan que no realizarán cambios en sus planillas.

La buena noticia es que ese argumento significa que no se realizarán despidos no más del 6% de empresas que fueron consultadas para este primer trimestre indicaron que realizarían disminuciones en el número de su personal.

La sensación de los empresarios para aumentar el personal en sus operaciones va de la mano de una lente expansión de la productividad, generada por la desconfianza que posee el empresario sobre las políticas económicas de la actual administración de Luis Guillermo Solís, al menos así lo detalla Deloitte en su barómetro empresarial.

El decir subimos poco, pero subimos, es mezquino para el desempleado o desempleada. Ahora el promedio para encontrar un trabajo – indiferentemente de las capacidades – va de seis a siete meses. Esto genera un deterioro en el hogar que obliga a sus integrantes a la informalidad, al menos así lo ha detallado el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

Mientras el país divaga en polémicas políticas la economía nacional pierde atractivo y las grandes inversiones ven a Panamá como uno de los país ideales para iniciar negocios en todo la región.

IV TRIMESTRE 2014: EL PEOR INDICADOR DE EMPLEO DESDE 2009

Angustia_ante_desempleoPor Cristian Leandro
Periodista

La presente administración tiene el enorme reto en cuanto a la generación de empleo.

En el estudio del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) – “Condición de actividad y Tasa” – señaló en el 2013 que la tasa de desempleo es de un 8,5% y cuyas proyecciones para 2014 se prevé que podría sobrepasar el 9%.

El principal argumento se basa precisamente en el crecimiento de economía nacional entre un 3 y 4% al cierre de año, según el último pronóstico del Instituto de Investigación en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica.

El investigador de dicho instituto, Rudolf Lücke, señala que el escenario ideal para una mejoría en los indicadores de empleo es un crecimiento de la economía del 6%.

A pesar que no estima una contracción brusca de la economía, Lücke asegura que los indicadores de reducción de la pobreza y el desempleo no presentarán una mejoría al menos en el cierre de este año y los primeros meses del 2015.

Por otro lado, en el último estudio de Expectativas de Empleo Costa Rica de la Manpower se da a conocer que la Tendencia Neta de Empleo (TNE) es la peor en los últimos años; similar al registrado durante la crisis financiera de 2009.

Según el estudio aplicado a 623 empleadores de todo el país, se logra detallar que la expectativa de empleo para el IV Trimestre de 2014 es de un 4%.

Este comportamiento solo supera al registrado en el mismo periodo de 2009 (3%), en ese momento justificado por el golpe que sufrió la economía nacional durante la crisis que vivió Estado Unidos y Europa en aquel año.

Manpower explica en su estudios que lo empleadores de Costa Rica reportan planes de contratación “estables” para el periodo octubre- diciembre.

Esta afirmación se resumen en que el 10% de los empleadores espera incrementar sus plantillas laborales, 5% anticipa una
disminución y 85% no prevé cambios, el resultado de la Tendencia Neta del Empleo es de +5%.

Empero, se da incremento en la cantidad de empresas privadas que señalan que no van a contratar personal (85%). Si lo comparamos con el 4 trimestre de 2013 este fue de un 69%, es decir, se da un incremento del 16% en cuanto a la cantidad de reclutadores con apatía a la contratación.

La propia Cámara de Industrias, por medio de su presidente, aseguró en CRHOY que el Gobierno de Luis Guillermo Solís no expresa claridad en cuanto a un plan para una agresiva reactivación de la producción.

En ese mismo medio la Cámara de Comercio comparte el criterio del sector industrial e incluso agrega que debe de tomar muy en serio la necesidad de promocionar la formación de nuevas empresas locales como parte de una de la estrategia de generación de empleo.

La discusión del presupuesto nacional en la corriente nacional es otro de los retos del actual gobierno para demostrar sus capacidad de negociación y de administración. Es lógico que la participación del Gobierno en la economía se un aliciente para el sector privado.

Esta en las manos de la administración en trasladar seguridad y claridad para llevar tranquilidad a todo el sector productivo del país.