NATE provocaría aumento en precios de la canasta básica

Se estima que alza continuará en el último trimestre de 2017

Por Cristian Leandro

Los precios de la canasca básica nuevamente tiene un nuevo comportamiento, empero, ¿cuáles son esos comportamiento y proyecciones?

Primero, en el mes de setiembre se ve el comportamiento de alza en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), y segundo, según las proyecciones el comportamiento parece ser de crecimiento.

Las razones tiene nombre: Nate. La tormenta que golpeó el país y cuyos daños en el sector alimentario y transporte provoca un efecto inflacionario.

En la actualidad zonas productoras poseen problemas de transporte de los productos y en el peor de los casos perdida de las cosechas a causa de la tormenta.

Conversando con vecinos de Copey de Dota, me informan que los producto para la producción del queso y varias lecherias aún están almacenados y anticipan perdidas.

Los cafetales, cultivos de frutas y verduras también se vieron afectados por movimientos de los terrenos, perdidas que hace estimar aumentos en los precios en octubre y noviembre.

Ahora bien, ¿cuáles son los números?

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) alcanzó una variación interanual de 1,6% para setiembre, dato mayor al de agosto (0,9%), con lo que rompe la desaceleración observada en los últimos tres meses.

Los resultados entre junio y agosto eran un fenómeno transitorio causado por el crecimiento nulo del precio de los combustibles y la caída en el precio de los bienes agrícolas.

El análisis de Aldesa señala que la inflación retornando gradualmente a su rango meta (2%-4%) al cierre del 2017, por lo que dicha firma asegura que se mantiene su previsión de 2,3% en 2017 y 3,1% en 2018.

Al mirar hacia adelante, las presiones de inflación estimamos que vendrán principalmente del componente de alimentos y transporte.

Por un lado, el fenómeno lluvioso afectó en gran medida la producción agrícola, por lo que las frutas y verduras deberán aumentar de precio, mientras que la recuperación del crudo que ha estado oscilando entre los US$56-US$59 el barril, tendrá un efecto directo sobre el precio de los combustibles y el transporte público.

Setiembre se mira un comportamiento inflacionario, por lo que se estima para para el último trimestre un aumento en los precios de la canasta básica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *