Contralora acusa al ICE de ocultar información sobre fideicomisos

Cortesía Asamblea Legislativa

Por Cristian Leandro

Los informes financieros del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fueron analizados en la Asamblea Legislativa y la conclusión de la sesión de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, los libros del proveedor nacional no cumple con los estándares internacionales.

Ese criterio fue expresado por la Contralora General de la República, Marta Acosta Zúñiga, y asegura que los estados financieros del ICE, no están basados en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Acosta califica como una debilidad que el Instituto incumpla con la norma mundial y denuncia que ante esa realidad “no es posible” conocer cuantitativamente el impacto de la estructura financiera.

La Contralora compareció junto con Mario Quirós, Intendente de Energía de la ARESEP, ante los diputados que integran la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, quienes se refirieron a la investigación sobre fideicomisos del sector eléctrico del ICE.

Acosta señaló que ante la imposibilidad de que el ICE no cuenta con dichas normas internacionales, no es posible conocer el impacto de la estructura financiera y registros contables de los fideicomisos en los estados financieros.

Otro de los puntos que tiene genera preocupación en la Contraloría es que no existe un registro confiable sobre el impacto real del nivel de endeudamiento del grupo ICE.

La contralora explicó que no se incorporan los activos, las deudas y demás cuentas asociadas de los fideicomisos en los estados financieros del grupo, lo cual impide conocer el verdadero impacto en su situación financiera.

Entre sus conclusiones, que esas figuras de financiamiento de los proyectos de inversión no son consolidadas a nivel de estados financieros del ICE, pues la migración de esta institución a normas NIIF se ha postergado bastante tiempo.

En este mismo sentido añadió que la entidad con una nueva prórroga concedida por la contabilidad nacional que la cubre hasta el año 2022.

“La situación descrita es compleja, pues se trata de fideicomisos asociados a proyectos grandes y en ejecución, pero su impacto financiero, tarifario y el endeudamiento del grupo ICE, no podrá ser evaluado hasta tanto el instituto no adopte en su totalidad las normas NIIF”, señaló Acosta.

Finalmente dijo la Contralora que es deber de la Contraloría General velar porque todas las entidades del sector público, incluido el ICE, se ajusten a esta normativa, sin perder de vista que el rector en esta materia es el Ministerio de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *