Burocracia en universidades públicas genera que se desaproveche millonario préstamo

plazasweb48xm9

 

 

FFF

 

Por Cristian Leandro

 

La educación superior en la actualidad esta desaprovechando el préstamo emitido por el Banco Mundial, recursos que dan vida al Proyecto de Mejoramiento de la Educación Superior y que hoy por burocracia interna las universidades púbicas tiene un lento avance en sus proyectos.

Los cambios en los diseños de los proyectos de infraestructura por parte de las casas de enseñanza superior generan que las universidades públicas solo estén aprovechando el 9% del crédito que supera los $200 millones.

Al menos así lo identificó el informe DFOE-SOC-IF-03-2016 de la Contraloría General de la República, dado a conocer el mes anterior.

El documento explica que los objetivos del proyecto están vinculados a: desarrollo de obras con el fin de aumentar la capacidad institucional, elevar la admisión de estudiantes mediante la creación de infraestructura física, la dotación de equipamiento, becas, capacitación a docentes y ampliación de servicios estudiantiles, con el fin de fortalecer y desarrollar las capacidades del talento humano potenciando el conocimiento e incorporando la ciencia, la tecnología y la innovación, en las áreas relevantes de las universidades estatales.

Empero, dentro de los principales hallazgos el ente contralor explica que “las universidades encargadas de la ejecución del proyecto han generado cambios en su Plan de Mejoramiento Institucional original, cambios que ocasionaron rediseños en obras de infraestructura, trámites de permisos adicionales y demoras en los procesos de adjudicación, entre otros; aspectos que impactan los plazos de los proyectos, e inciden en su oportuna ejecución”.

Y es que a marzo del 2016 se han ejecutado $18,06 millones (de $ 200 millones), lo que implica una ejecución efectiva acumulada a dicha fecha de un 9,03%, porcentaje de ejecución que plantea retos para las distintas universidades en cuanto a la finalización del Proyecto en la fecha prevista con el Banco Mundial, establecida para diciembre 2017.

La contraloría señala que no se ha elaborado el plan de sostenibilidad financiera que garantice razonablemente que la inversión realizada en infraestructura y equipamiento, se perpetúe en el tiempo, y ofrezca eficientemente el servicio que se espera de éstos; dicho plan de sostenibilidad que está previsto en los acuerdos suscritos con el Banco Mundial.

Por otro lado, la contratación de la auditoría externa y el Comité de Seguimiento y Evaluación han presentado atrasos con respecto al plazo estipulado en los acuerdos con el Banco Mundial, puesto que, dicha contratación se realizó en setiembre del 2015, luego de más de dos años de haber iniciado el proyecto, lo que a juicio de la CGR repercutió en que las distintas universidades no contaran con las alertas que pudo haber emitido el citado comité, y por ende, haberse solventado en forma oportuna parte de los rezagos ocurridos.

VER DOCUMENTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *